Lugares de interés

Monasterio cisterciense de San Andrés de Arroyo

Fundado en 1181 por Alfonso VIII. La iglesia monástica fue terminada en 1122.
Se trata de un templo de una nave, con crucero y tres ábsides, el central poligonal y los laterales cuadrados. La luz se deja entrar mediante grandes ventanales. El gusto cisterciense tardío impregna la construcción. Acaso lo más admirado del monasterio es la Sala Capitular y sobre todo el claustro, al que le falta la crujía oriental.

Como ha destacado algún autor, si la Orden del Císter trató de imponer una estética contenida como reacción al manierismo románico francés del siglo XII, no cabe duda que este claustro -emparentado con las Claustrillas de las Huelgas- demuestra que también al mundo cisterciense le alcanzó un espíritu barroco y efectista. La esbeltez de los fustes, la sofisticación de las copas de los capiteles y sobre todo las famosas columnas angulares realizadas con virtuosismo reflejan la decadencia y a la vez belleza de los estilos en fase de extinción.

 

Rollo de justicia

Declarado Monumento Histórico-Artístico en 1960, dependiente en todo de la abadesa. Se trata de una cruz jurisdiccional de muy bella fábrica, dispuesta sobre un fuste y formada por cuatro brazos de iguales dimensiones. Mide 3,30 metros de altura por 1,50 de base, y se asienta sobre un pedestal con leyenda epigráfica.

 

Iglesia parroquial de San Juan

Patrono de la villa. Se trata de una iglesia que consta de una sola nave, con ábside cuadrado y contrafuertes prismáticos. Su construcción está fechada en 1319, lo que indica que es uno de los últimos templos románicos que se erigieron en la zona de Castilla. En el interior del santuario se conserva el ábside, cubierto con crucería apoyada en columnas angulares. El arco toral está descansando sobre pilastras, todas ellas decoradas con hojas acabadas en bolas. En el muro sur se sitúa la torre, de corte defensivo, y con entrada a un pasadizo interior. La portada es de arquivoltas de medio punto apuntado, con dos columnas de hojas y caulículos.

Santibañez de Ecla-Igla. parroq